Caso Katharina y Elizabeth Von R.

Consultados en: Freud, S., Breuer, J., Freud, A., Strachey, J., Strachey, A., & Tyson, A. (1985). Obras completas. Buenos Aires: Amorrortu.

Katharina

Un caso que Freud resolvió mientras estaba de vacaciones en Hohe Tauern. La sobrina de la posadera, a quien Freud llamó Katharina, se aproximó a él mientras estaba descansando, contándole de ciertos síntomas que presentaba: falta de aire, dolor en la cabeza, ansiedad y el vislumbramiento de un rostro tétrico.

La mujer le cuenta a Freud ciertos acontecimientos anteriores. Uno, dos años atrás, en el cuál encontró a su tío con Franziska, su prima, en un cuarto de la posada teniendo sexo, que conllevó a la separación de sus tíos. Otro anterior, involucrando al mismo tío, pero que una noche bebido trató de abusar de Katharina y finalmente un caso en el que lo atrapó tratando de salir de su habitación por la noche.

En el segundo caso, cuando el tío trató de abusar de ella, ella era pequeña e ingenua por lo que no supo las intenciones del tío. Años después, cuando logra ver al tío y a Franziska teniendo sexo en el cuarto, manifiesta los síntomas. Sobre todo vómito y náusea, a lo que Freud atribuye como como “asco” porque se percató de lo que el tío quiso hacer con ella en ocasiones pasadas.

Elizabeth Von R.

En este caso, Freud trata a una mujer que sufre de dolores en las piernas y malestar al caminar. La mujer sufrió la pérdida de su padre y posteriormente la de su hermana; eventos que resultaron traumáticos en ella.

Al final de tres momentos de la terapia de Elizabeth Von R, Freud se da cuenta que los síntomas que la acechan son el resultado de una represión por el amor del cuñado, los cuales surgen tras la muerte de la hermana ya que Elizabeth piensa que ahora sin ella, podría casarse con su cuñado. Esto proviene desde la muerte del padre cuando conoce a un muchacho y el día que le anuncian la muerte del padre; por lo que el dolor en cada una de las piernas era distinto: uno atribuido al deseo reprimido del cuñado y otro al “conflicto” con el padre.


Aplicaciones en el proyecto

¿Qué me llevo de estos casos para el propio conflicto de Habla el Silencio?:

  • Emplear un evento del pasado como surgimiento del problema y después, un nuevo acontecimiento será el que genere los síntomas (Katharina).
  • La búsqueda en el pasado para comprender la causa de los síntomas.
  • Las memorias reprimidas y cómo estas generan síntomas.
  • El dilema moral/ético: la cobardía moral de Valerio.